AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO BÁSICO

La Empresa de Servicios Públicos del Municipio de Granada E.S.P.G., está constituida desde 1996 e inició operaciones en diciembre de 1998, cuenta con patrimonio independiente y es la encargada de prestar los servicios de acueducto y alcantarillado en el área urbana. A pesar de no estar dentro del resorte de su responsabilidad también apoya al municipio en la prestación del servicio de aseo en la zona urbana y los dos centros poblados, Santa Ana y los Medios y con los sistemas tratamiento de aguas residuales y de acueductos rurales.

El servicio de acueducto en la zona urbana tiene una cobertura del 98% y suministra agua potable de buena calidad; mes a mes se realiza la toma y análisis de muestras con el fin de controlar la misma.

La fuente abastecedora para el acueducto urbano es la quebrada Minitas, la cual presenta acumulación de sedimentos por los problemas de erosión y las altas pendientes de las microcuencas afluentes.

Se tiene continuidad en el servicio las 24 horas del día, excepto cuando se hace el mantenimiento general al sistema (una vez cada dos meses) que incluye el lavado de la planta de tratamiento, los tanques de almacenamiento, la bocatoma, los desarenadores, la red de aducción y conducción.

La E.S.P.G. requiere modernizar los sistemas de medición y facturación del consumo.

El servicio de alcantarillado alcanza una cobertura del 98% en el perímetro urbano y sanitario. El 50% de las redes son obsoletas, pues tienen más de 30 años de servicio. El municipio cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales, cuyo rendimiento está por encima del esperado, según los análisis de muestras, tomadas por CORNARE; esto representa una disminución considerable en las tasas retributivas; sin embargo, se requiere terminar la construcción de colectores para garantizar el tratamiento del total de las aguas negras.

El barrido de las calles, se realiza con obreros del municipio, al igual que la recolección de basuras en la cual participa también personal de la vereda Reyes, sitio donde opera el relleno sanitario a una distancia de 4.9 Km. La recolección se realiza con la volqueta del municipio los días martes y viernes, el transporte hacia el relleno sanitario es inadecuado, ya que en el trayecto se presenta caída de residuos. Se requiere adecuar el vehículo para la separación del material reciclable del inservible. El reciclaje es operado por la asociación de mujeres AMUCIC. Estas familias derivan su sustento de las actividades del reciclaje y producción de abonos orgánicos.

El Municipio y la E.S.P.G vienen trabajando en campañas educativas para implementar la separación en la fuente del material orgánico y del inorgánico, y realizar la recolección selectiva.

La disposición final de los residuos sólidos, se hace en el relleno sanitario, al cual esta ya en su plan de cierre monitoreado por funcionarios de CORNARE. En el sitio se dispone de una bio-compostera para el manejo del material orgánico. Como el relleno sanitario está en su plan de cierre el municipio adquirió un lote de 12.5 hectáreas donde se esta realizando el estudio de impacto ambiental para así adquirir la licencia ambiental y dar inicio a las adecuaciones necesarias para iniciar su funcionamiento ya así dar cumplimiento a una de las actividades programadas en el Plan Integral de Residuos Sólidos PGIRS (Fuente Oficina de desarrollo Económico y ambiental).

En la zona rural todas las veredas disponen de acueducto, solo tres de estos disponen de tratamiento de agua (Las Palmas, Los Medios y Vahitos), pero en la actualidad no están operando adecuadamente. No se tienen datos de la calidad de las aguas de los acueductos rurales, pero la mayoría de las fuentes son contaminadas con excretas de ganado y humanas, agroquímicos y basuras y el agua no es apta para el consumo humano.

Se tienen abundantes fuentes de agua en la región, pero se requiere de programas de reforestación y protección de microcuencas para garantizar el abasto en el largo plazo y estabilizar los abundantes procesos erosivos. Se requiere ejercer control a los retiros obligados por la ley, así como a la disposición de excretas y residuos a las fuentes de agua.

Las juntas administradoras de acueductos no están debidamente organizadas por lo que no se garantiza la prestación y auto-sostenibilidad del servicio.

La cobertura en saneamiento básico rural es muy baja, solo el 10% de las viviendas cuenta con pozo séptico adecuado para la disposición de aguas residuales. El corregimiento de Santa Ana dispone de redes de alcantarillado en buen estado y de planta de tratamiento de aguas residuales. En la vereda los Medios existen algunas redes de alcantarillado, pero no de una disposición final adecuada.

En el sector rural, los residuos sólidos son quemados o enterrados, pero en la mayoría de los casos son arrojados a las fuentes de agua y botados en cualquier sitio. Los programas que se han hecho por parte de la administración municipal orientados a promover un manejo adecuado de los residuos sólidos, no han surtido los efectos deseados.

En general, se observa que la población granadina, no tiene la cultura del aprovechamiento, uso y cuidado del recurso agua, ni del manejo de los residuos sólidos y líquidos.

Se tiene pendiente un la culminación del un ajuste tarifario de los servicios de acueducto y alcantarillado, para que el recaudo sea igual a los costos de prestación del servicio. Para el servicio de aseo, el municipio subsidia el 76 % ($100.000.000) de los costos de operación, y solo se recauda el 24% ($31.000.000) por este concepto.

Los acueductos rurales no son autosostenibles, requieren del municipio para el mantenimiento, reparación y ampliación, esto le cuesta al municipio más de $60.000.000 al año.

 

Noviembre 2017
D L M X J V S
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
  Descargar certificado Contraloría