Granada, 23 de septiembre de 2017.

Querida Comunidad Granadina:

Hoy levantamos la cabeza gacha que nos dejó la inútil violencia, hoy estamos en el momento más significativo de nuestra historia, estamos reinventando a Granada, desde una mirada de reconciliación y paz.  No es fácil superar los estigmas, los rencores y los odios, pero sufre más el que odia que el odiado; el rencor se convierte en un cáncer que carcome nuestras almas y no deja que nuestras vidas afloren tranquilamente.

Como líder de mi pueblo, entrego a la Divina Providencia este hecho, que espero trascienda en la medida como esperamos, que nosotros nos desarmemos y empecemos a obrar en nuestra fe; no es fácil olvidar, y menos superar los traumas que dejó la inútil guerra fraticida que sufrimos, pero debemos iniciar con algo, no estancarnos en pensamientos contrarios a la solidaridad, no dejarnos llevar por el odio mediático que ha generado el nuevo orden político y social de Colombia. ME DUELE como Granadino, que nos quedemos estancados en el espiral del odio, y en vez de disminuir el sentimiento, lo vayamos alimentando con la cizaña de nuestro rencor.

Debe quedar en claro que NO NOS ESTAMOS HUMILLANDO, por el contrario, estamos alzando la dignidad de ser Granadinos fieles a nuestra tradición y a nuestras creencias, y por eso lo hacemos, porque todos los días, cuando de boca repetimos “perdona nuestras ofensas como también perdonamos a los que nos ofenden” sea una realidad, no seamos de los que alabamos con la boca y odiamos con el corazón.

¡QUÉ INÚTIL DISCUSIÓN TENEMOS ENTRE NOSOTROS! Aquí todos hacemos de jueces y nadie hace aportes o propuestas de solución, y cuando solicitamos que hagamos algo, simplemente nos escudamos en la antipatía y el odio que dejó la violencia. ¡NO MÁS!, Granada no merece lamentos, ni que la minimicen en los diálogos de esquina. ¡NO MÁS!, no queremos que a nuestros hijos y a las nuevas generaciones les pase lo que a nosotros. ¡NO MÁS!, no más sentimiento de lástima por Granada, debemos trascender en la  historia.

NOS DUELE LO QUE HICIERON, pero no podemos vivir del dolor, sería estar en un círculo vicioso donde no habría reconciliación ni oportunidad al perdón, generaríamos ese legado perverso de odio a alguien que quiere disponer de unas palabras contritas a favor de la paz que hoy podemos disfrutar. ¿Hace cuánto que Granada no reporta un secuestro, un atentado, un desplazamiento forzado, un reclutamiento forzado, una violación sistemática a los Derechos Humanos? No podemos decir que nos da más miedo la paz que la guerra, no podemos decir que estamos tan acostumbrados al miserable grito del fusil y que la tranquilidad de la paz nos genere pánico, no podemos permitir que ahora, donde podemos viajar a nuestras veredas con tranquilidad, nos llenemos de ABSURDAS obsesiones de la guerra que destruyó campos y pueblos.

El compromiso del perdón es con nosotros, con los que fuimos desplazados, nos acabaron con la integralidad de la familia, los que fueron incorporados sin querer a un grupo armado, los muertos que ahora, más que nunca, nos piden que los recuerden en la eternidad y en la humanidad.  Hoy quiero perdonar, porque YO QUIERO, no porque nos toque, YO QUIERO perdonar porque lo necesito, porque quiero que mis seres queridos y los de mi pueblo, puedan descansar en paz. HOY QUIERO QUE GRANADA SE RECONCILIE, porque debemos hacer loor a nuestro espíritu solidario y cristiano, QUIERO QUE ELLOS vengan y nos den la cara, y sean capaces de reconocer que el terror que sembraron no lo cosecharán ni lo volverán a sembrar. Lo hago porque es hora de que en GRANADA suenen las campanas del PERDÓN, LA PAZ Y LA UNIDAD.

Desde este espacio quiero enviar un mensaje al gobierno nacional y las organizaciones internaciones que apoyan este proceso de paz, para que vuelvan la mirada a nuestro municipio que tantas víctimas puso y por fin se haga realidad la INVERSIÓN SOCIAL que tanto reclaman nuestros campesinos. La reparación colectiva es indispensable para que nuestras comunidades retomen la ruta del desarrollo y progreso.

El Congreso de la república otorgó una herramienta muy importante a través de la reforma tributaria del año anterior en donde AUTORIZA QUE EL SECTOR PRIVADO CONSTRUYA OBRAS POR IMPUESTOS. Pero se requiere con urgencia que esta ley sea reglamentada para que los mandatarios podamos hacer la gestión que nos corresponde y las obras se puedan materializar. Así podremos seguir CONSTRUYENDO UNA GRANADA UNIDA Y EN PAZ.

 

¿Cómo le parece el servicio de Internet gratuito con que cuenta Granada?
Diciembre 2017
D L M X J V S
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Visualice este sitio en Portugues Visualice este sitio en Español Visualice este sitio en Ingles

  

 

  Descargar certificado Contraloría